Próximos eventos

No hay próximos eventos actualmente.

Lo más leido

Fortalezas vs debilidades

Una vez conozcas tus fortalezas y debilidades, debes actuar.

 

Fuente: Fortalezas Vs Debilidades Personales. Curso “Encuentra tu Empleo ideal” MasSaber. Dolores Martín

Las fortalezas son tus cualidades o puntos positivos (para ese puesto o sector en concreto, no lo olvides). Debes darlas a conocer. De lo contrario es muy difícil que un empleador las conozca. Para ello utiliza, principalmente, la palabra en todas sus formas: escrita, verbal, en papel, digital, directamente o a través de intermediarios.

Pueden ser fortalezas: formación y/o experiencia ampliada y relacionada con lo exigido, o tus cualidades personales o profesionales (recuerda las que has visto en el apartado de “Las habilidades del/la trabajador/a ideal”).

Las debilidades son los defectos o aspectos negativos (igualmente para ese sector, puesto o empresa). Todos tenemos defectos, evidentemente. Pero hay defectos que no casan con determinadas exigencias. Por ejemplo, una persona que es impaciente tendrá serias dificultades para ejercer la profesión de camarero/a, ya que es una cualidad exigida en la atención al cliente. Una vez reconocidas tus debilidades tendrás que valorar si se pueden mejorar. Y si es posible, debes hacerlo. Tanto para mejorar tus posibilidades de conseguir un empleo, como para seguir manteniéndolo al cabo del tiempo. Pero, en caso de que ese defecto no sea posible eliminar o mejorar, la única opción que nos queda es esconderlo.

¿Cómo? Debes extraer lo positivo de ese hecho y cuando no tengas mas remedio que hablar sobre este defecto lo acompañas con una frase que lo positivice. De esta manera convierte un defecto en un aliado.

Se pueden considerar debilidades: la falta de formación exigida, la edad por exceso o por defecto, el abandono de los estudios, etc.