Próximos eventos

No hay próximos eventos actualmente.

Lo más leido

Tipos de empresa

La elección de la forma jurídica a la hora de crear una empresa es un paso más que debes seguir. Los criterios a tener en cuenta te ayudarán a determinar la opción más adecuada a tu tipo de negocio. Entre ellos destacamos:

  • La responsabilidad que quieras asumir.
  • El capital que vayas a aportar.
  • El número de personas promotoras o emprendedoras.
  • La fiscalidad.
  • Los trámites administrativos

Los tipos de empresa que existen, según su forma jurídica son: Empresario/a individual, Comunidad de Bienes, Sociedad Civil, Sociedad Limitada, Sociedad Anónima, Cooperativas, etc.

Pero hay otras clasificaciones según el tamaño, el origen del capital, la actividad etc. En los siguientes apartados encontrarás más detallado las modalidades de empresa más comunes.

Profesional freelance

Estamos acostumbrados a conocer a técnicos como electricistas, fontaneros, mecánicos que ofrecen sus servicios tanto a particulares como a empresas. Sin embargo, este modelo comienza a trasladarse a otras profesiones. Pueden surgir tres casos:

  • Profesionales que prestan sus servicios a otras empresas u organizaciones para el desarrollo de un proyecto o actividad, normalmente de carácter temporal. Una vez deja de ser necesaria la figura de éste profesional, finaliza la relación laboral.
  • Profesionales que inician y desarrollan proyectos. En estos casos, suelen iniciar y finalizar el proyecto, ya que suelen ser los responsables máximos.
  • Profesionales que continúan con un negocio creado por otros.

Franquicia

Consiste en elegir el tipo de negocio que se quiera dirigir, y posteriormente unirse a una empresa franquiciadora para que ésta aporte sus experiencias, conocimientos, productos e imagen. Ésta ayudará en la puesta en marcha de la actividad. A cambio la empresa franquiciadora recibirá una compensación económica.

Este formato tiene una ventaja fundamental y es que la empresa franquiciadora ha comprobado que la iniciativa es rentable, y por tanto resulta una salida laboral con menos riesgos que si te lanzas con una idea nueva.

Emprendimiento social

La clave de este tipo de negocio es que los beneficios (económicos o no) reporten sobre un colectivo específico, bien sea por el ámbito geográfico, por que sufra riesgo de exclusión social u otra razón de justicia social. Por tanto la implicación con la visión y la misión del negocio es total y la meta no es ganar cuanto más dinero mejor, sino luchar y favorecer la el bienestar iniciando proyectos que implican y suponen responsabilidad social.

Emprender a través de la red

Cualquiera de las formas de emprender vistas anteriormente pueden desarrollarse a través de la web y todos los sectores de actividad tienen su versión de negocio online. Además emprender vía web reduce la inversión y los gastos de infraestructuras y equipamiento, por tanto puede ser una buena alternativa a los negocios clásicos.

Para poner en marcha un negocio online tendrás que cumplir con los siguientes requisitos:

  •  Adquirir un sitio web que a través del cual pondrás en marcha tu idea, la ofertarás e incluso prestarás es servicio.
  • Habilitar forma de pago por tarjeta.
  • Prestación del servicio o venta de productos. Controlar y habilitar los espacios necesarios para el intercambio de información o bienes.
  • Atención al cliente
  • Promoción, publicidad y ganarse una reputación online.

Enlaces de interés
  • Formas jurídica de empresa Tabla explicativa de las distintas formas jurídicas y su correlación con el nº de socios, el capital necesario y la responsabilidad. Dirección General de la Industria y la Pequeña y Mediana Empresa. Ministerio de Industria, Energía y Turismo
  • Infofranquicias Canal franquicias. Web de información acerca de las franquicias y con directorio de ellas.
  • Red emprendes Red valenciana del emprendedor y la economía social.
  • Emprendimiento social Web de información, recursos y consejos para mejorar el mundo.